Candil

Por Antonio Murcia.

Departamento de Cultura Clásica.

iesperemariaorts.

El dos de febrero se celebró la festividad de la Candelaria o la fiesta cristiana de las Candelas. La palabra latina candela significa “vela de luz” como su herederas directas valenciana y castellana (y su derivado candelabro).Tiene que ver con el verbo candere, “arder en llamas”, que también está en la base de palabras como candente, candor y cándido, que trataremos en otra ocasión.

Esta palabra hizo el viaje lingüístico al contrario de la mayoría del léxico: lo más habitual es que el latín adoptara palabras procedentes del griego, debido a la potencia cultural de los helenos. En este caso la palabra latina candela pasó al griego, y en época bizantina tenía la forma καντήλι (kandili). Los árabes entraron en contacto con los griegos en Oriente y Sicilia, y tomaron prestada esta palabra con la forma de qandil. En la península ibérica la palabra árabe pasó al castellano con la forma de candil (“lámpara”). Una palabra muy viajera, como ya habíamos visto en el caso de albaricoque.

Hay un poema del premio nobel griego Odiseas Elitis, Todo se lo llevó el verano, donde aparece esta palabra griega. Este poema se ha hecho famoso gracias a la versión musical cantada por Elefteria Arbanitaki, la cantante griega más conocida internacionalmente (se puede ver al final de la entrada) 

Όλα τα πήρε το καλοκαίρι
τ’ άγρια μαλλιά σου στην τρικυμία
το ραντεβού μας η ώρα μία.
Όλα τα πήρε το καλοκαίρι
τα μαύρα μάτια σου το μαντίλι
την εκκλησούλα με το καντήλι.
Όλα τα πήρε το καλοκαίρι
κι εμάς τους δύο χέρι με χέρι.
Όλα τα πήρε το καλοκαίρι
με τα μισόλογα τα σβησμένα
τα καραβόπανα τα σχισμένα.
Μες στις αφρόσκονες και τα φύκια
όλα τα πήρε τα πήγε πέρα
τους όρκους που έτρεμαν στον αέρα. Όλα τα πήρε το καλοκαίρι
κι εμάς τους δύο χέρι με χέρι.

Όλα τα πήρε το καλοκαίρι
τ’ άγρια μαλλιά σου στην τρικυμία
το ραντεβού μας η ώρα μία.
Todo se lo llevó el verano:

tu salvaje cabello en la marejada,

nuestra cita a la una…

Todo se lo llevó el verano,

tus ojos negros, el pañuelo,

la ermita con el candil…

Todo se lo llevó el verano,

y anosotros dos cogidos de la mano.

Todo se lo llevó el verano

con las medias palabras apagadas:

las velas del barco rotas

entre las espumas de las olas y las algas…

Se lo llevó todo, se marchó todo,

los juramentos que temblaban en el aire.

Todo se lo llevó el verano.

Y a nosotros dos cogidos de la mano.

Todo se lo llevó el verano:

tu salvaje cabello en la marejada,

nuestra cita a la una…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s